Aparato Digestivo

Se trata de la unidad con mayor peso dentro de nuestro grupo. Así, liderado por el Dr. López Cano, especialista en Aparato Digestivo con formación en España, Italia y Estados Unidos, nuestro equipo de aparato digestivo está compuesto por 6 especialistas que atienden más de 30.000 casos anualmente y realizan unas 6.000 pruebas endoscópicas cada año.

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato digestivo

Diagnóstico ecográfico general; ecografía Doppler y ecografía intervencionista

Diagnóstico endoscópico, ecoendoscópico y cápsula endoscópica.

El Equipo

Nuestros especialistas se encuentran formados en prestigiosos centros hospitalarios como la Clínica Mayo de Nueva York, el Hospital Universitario de San Diego (California) o el Hospital Clínico de Barcelona. Alguno de ellos ha ostentado cargos de presidencia y vicepresidencia en importantes sociedades científicas como la sociedad española de ecografía digestiva y son miembros de otras tales como la sociedad española de endoscopia digestiva , la sociedad española para el estudio del hígado o el grupo nacional de eco-endoscopia.

Nuestro particular enfoque en la prevención, diagnóstico y tratamiento de patologías digestivas hace que un importante porcentaje de nuestros pacientes provengan de áreas geográficas relativamente lejanas de Cádiz en busca de una solución definitiva a sus problemas. Así, nuestra colaboración con centros como el Hospital Reina Sofía de Córdoba o la Clínica Universitaria de Navarra es constante y fluida.

Técnicas

Cápsula endoscópica

Es una técnica diagnóstica no invasiva, que consiste en la filmación del interior del intestino delgado mediante una micro cámara de vídeo que se traga como un comprimido y a la que denominamos cápsula.

Test de aliento de ureasa

Es un test cómodo y sencillo que analiza el aire que espiramos y que permite detectar la bacteria ‘Helicobacter pylori’ en el estómago, responsable de diversas dolencias gástricas y duodenales.

Manometría esofágica

Mide las presiones y los patrones de contracciones musculares en el esófago. Las anormalidades de estos parámetros pueden generar dolor, acidez y/o dificultad para tragar. Se realiza introduciendo una fina sonda en el interior del esófago por la nariz.

Manometría ano-rectal

Es la exploración de elección para evaluar la función ano-rectal, sobre todo en casos de estreñimiento, incontinencia o dolor anal de origen desconocido. Consiste en la medición de presiones, con una sonda que introducimos por el ano, dentro del canal anal y recto.

Test de intolerancia a la lactosa (hidrógeno espirado)

La intolerancia a la lactosa puede ser debida a una escasa producción de la enzima lactasa en el intestino, que se manifiesta con gases, distensión abdominal y en ocasiones diarrea. Este test consiste en espirar aire, en el que medimos la cantidad de hidrógeno, que se relaciona con el déficit de la enzima.

pHmetría

Es una exploración fundamental en el estudio de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, que se caracteriza por la presencia de ardores (pirosis) y bocanadas agrias (regurgitación). La pHmetría identifica, mediante una sonda de calibre muy reducido que se introduce por la nariz, más de un 95% de los enfermos con reflujo. Además informa de la cantidad y gravedad de éste.

Ecografía abdominal

Es una técnica inocua, que se utiliza los ultrasonidos, para ver los órganos internos en el abdomen, como el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas, los riñones, la vejiga, la próstata y espacios peritoneal y retroperitoneal. Los vasos sanguíneo (vena cava inferior, aorta ….) también se pueden examinar.

Endoscopia diagnóstica alta y baja

Es, en general, la exploración mediante tubos flexibles, introducidos por la boca o por el ano, que están provistos de una cámara, con la que podemos ver el interior del tubo digestivo. La endoscopia alta permite el examen del esófago, estómago y duodeno y la endoscopia baja posibilita la exploración de todo el colon e incluso los últimos centímetros del intestino delgado. Ambas permiten, la toma de muestras para biopsias y ciertas actuaciones terapéuticas. Siempre las realizamos bajo sedación.

Endoscopia terapéutica

Consiste en un conjunto de técnicas guiadas por los endoscopios, que permiten curar algunas lesiones de forma definitiva o bien paliar otras, para mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente (extirpación de pólipos, tumores o colocación de prótesis). Se realizan bajo sedación. La gran mayoría de estas técnicas son ambulatorias.

Ecoendoscopia alta y baja

Es una exploración que permite la visualización directa del interior de la pared del intestino alto, recto y sigma, así como las estructuras que los rodean (mediastino, región pancreática, vía biliar y cavidad pélvica). Esto es posible porque el ecoendoscopio es un tubo de endoscopia que lleva incorporado un ecógrafo en la punta. Permite, por lo tanto, la visión endoscópica normal y la visión mediante ecografía de todo el entorno. La realizamos bajo sedación.

Ecoendoscopia con punción

Mediante la utilización de un ecoendoscopio y una aguja especial se puede obtener material para ser estudiado al microscopio, tumores u otras lesiones y dar un diagnóstico preciso.

Elastografía/FibroScan

Es una técnica, que se realiza con una sonda similar a la ecográfica, para el estudio de las enfermedades hepáticas. Es incruenta, sencilla y rápida, y permite mejorar el diagnóstico y seguimiento evolutivo de la fibrosis del hígado, sin necesidad de realizar biopsia. No tiene ningún tipo de efecto secundario, ni riesgo para el paciente.

Ecografía intervencionista diagnóstica y terapéutica

La ecografía presenta importantes ventajas como guía de procedimientos: es móvil, no utiliza radiaciones ionizantes y requiere menos tiempo que otras técnicas. El método de los procedimientos supone introducir una aguja o un catéter a través del plano de corte del ecógrafo. El avance se controla en tiempo real, pudiendo dirigirlos con precisión hacia la zona a diagnosticar o tratar. Los procedimientos más habituales incluyen biopsias, drenajes e inyecciones percutáneas.

Ecodoppler abdominal

Es un tipo de ecografía con la que se estudia el flujo de sangre que pasa a través de las arterias y venas, y que permite conocer su cantidad y velocidad. Es muy útil para el estudio de la hipertensión portal, los tumores abdominales y la enfermedad inflamatoria intestinal entre otras patologías.

Ecografía con contraste (Sonovue)

Se utiliza para mejorar la imagen por ultrasonidos, ya que aumenta la señal vascular de arterias y venas. Se emplea especialmente en caracterización de tumores abdominales y en la enfermedad de Crohn. El contraste se inyecta a través de una vena del brazo y a los pocos segundos alcanza los vasos del abdomen, donde los visualizamos con ecografía. El contraste se elimina con la respiración.