¿Cómo afrontar el desconfinamiento?

Hoy queremos ofreceros el decálogo sobre cómo afrontar el desconfinamiento que ha sido creado por el equipo de trabajo de psicología y obesidad de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad):

  1. Trátate con compasión y respeto y cuida tu peso.
  2. Fomenta una relación sana con la comida.
  3. Cuida el contexto que rodea a todas tus comidas.
  4. Intenta ser tolerante con tus hábitos alimentarios.
  5. Acude a hacer la compra con consciencia.
  6. Socializa con tu entorno manteniendo la distancia de seguridad.
  7. Procura estar en contacto con espacios al aire libre.
  8. No olvides cuidarte a ti mismo/a.
  9. Cuida a las personas significativas para ti.
  10. Procura mantener una actitud positiva.

Es importante que tengamos en cuenta que estos consejos, sobre todo los que se refieren a todo lo relacionado con la alimentación, pueden haber sido creados pensando en un colectivo en concreto. Pero la mayoría de ellos puede extrapolarse a la población general ya que, independientemente del peso que tengamos, es conveniente observarlos por el simple hecho de mantener la salud, sin que el peso se convierta en una obsesión.

Por eso queremos poner énfasis en algunos de ellos:

  • Es muy importante que cuidemos de nuestro peso, pero os proponemos cambiar los objetivos de peso por otros, en los que los reforzadores que consigan que mantengamos estas pautas, se obtengan del hecho de estar cuidándonos y acercándonos a un estilo de vida más saludable, como pueden ser: Aumento de la energía y la vitalidad, mejores digestiones, aumento de la confianza en uno/a mismo/a, bienestar físico y psicológico, tranquilidad y seguridad en el proceso, posibilidad de adherencia a largo plazo, etc.
  • Es fundamental que mantengamos una relación sana con la comida, y también lo es saber que, si durante el estado de alarma hemos consumido algo diferente a lo que hubiéramos hecho en otra circunstancia, ello no significa que la hayamos abandonado u olvidado. Mantener una relación sana con la comida no es pasar hambre, ni comer siempre lo mismo sin permitirse salir de ahí, sino ser flexibles y comprendernos en una situación tan extraordinaria sin la necesidad de utilizar la comida como única fuente de placer y de gestión emocional.
  • Además de cuidar el contexto en el que nos alimentamos, es primordial también que entendamos la influencia que tiene el entorno en este comportamiento. Es necesario saber e identificar que hay determinados entornos en los que hay que aumentar la responsabilidad, pues si nos volvemos víctimas del entorno nos convertimos en sujetos pasivos respecto a los comportamientos de salud; o si rechazamos cualquier contexto en el que pensemos que podemos “perder el control” estaremos limitando nuestra vida social y, por consiguiente nuestra necesidad de relacionarnos, la cual ha estado paralizada durante tantos días de confinamiento.

En definitiva, no te obsesiones con la báscula y céntrate en los objetivos de bienestar. No hagas dietas “milagro” ni “operación bikini”; si consideras que quieres perder peso, acude a un profesional que te ayude a conseguirlo disfrutando del proceso; y no te centres en controlar todos los contextos, sino en potenciar la responsabilidad ante diferentes entornos y cuidar lo que rodea a la alimentación.

Por último, siguiendo otra de las pautas que nos indica el grupo de la SEEDO, queremos recordaros algunas recomendaciones acerca de cómo mantener el ánimo y la actitud positiva en esta nueva realidad que estamos viviendo:

  • Disfruta de los pequeños detalles con plena consciencia.
  • Plantéate objetivos pequeños de desconfinamiento (de trabajo, ocio…) y refuerza cada uno de tus logros.
  • Permítete tener días malos, pero también días buenos; tienes derecho a ello, mantente alerta y facilita que esto ocurra.
  • Permanece cerca de tus seres queridos.
  • Y, como siempre, utiliza el sentido del humor.

Y recuerda que seguimos adaptándonos a situaciones nuevas, somos capaces de hacerlo, pero muchos de nosotros necesitamos tiempo e ir poco a poco. ¡Nadie mejor que tú sabe lo que necesitas! Si aún así esta situación te sobrepasa, busca ayuda profesional para aprender a gestionarla mejor.

Desde nuestro equipo estaremos encantados de ayudarte!!!!!!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *