enfermedad de meniere

Enfermedad de Menière

La enfermedad de Menière es un trastorno que depende de muchos factores. Se debe a una acumulación de liquido en el interior del oído (en el conducto coclear y en los órganos vestibulares del oído interno). Esta enfermedad se asocia principalmente a componentes hereditarios, por lo que la historia clínica del paciente puede orientar al medico hacia el diagnostico de la misma.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

La enfermedad de Menière se caracteriza porque el paciente describe haber tenido dos o mas episodios de vértigo espontáneo con una duración de entre 20 minutos y 12 horas.

Debemos recordar que el vértigo se describe como una ilusión rotatoria de movimiento, la cual el paciente puede describir con frases como “la habitación me da vueltas”. Se diferencia del mareo en que el paciente describe que es el medio externo el que se mueve, pero él está quieto.

Algunos enfermos pueden experimentar episodios de vértigo que dura segundos o minutos, desencadenado por sonidos de alta intensidad y baja frecuencia (fenómeno de Tullio) y por cambios de presión. Estos episodios suelen ocurrir más tardíamente en la enfermedad.

Además de las crisis de vértigo, pueden ocurrir crisis de pérdida brusca de los reflejos vestíbulo-espinales que originan caídas o, menos frecuentemente, latero pulsión. Estas crisis duran unos segundos o, más raramente, minutos y se denominan crisis otolíticas o crisis otolíticas de Tumarkin.

 Otro síntoma que deben presentar los pacientes para que el diagnostico se pueda realizar correctamente es que, a través de una audiometría, el audiólogo u otorrinolaringólogo haya detectado una alteración en la audición, con unas características especificas de la enfermedad de Menière.

El paciente puede sufrir síntomas auditivos fluctuantes como acúfenos (ruidos) o sensación de tener el oído ocupado por alguna sustancia (plenitud) después de las crisis de vértigo en el oído afecto.

Es importante que el paciente realice una visita al otorrinolaringólogo especialista en vértigo o al neurólogo, para descartar que estos síntomas no se relacionen con otra enfermedad que pueda estar debutando de la misma forma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.