dentista niños

Niños con necesidades especiales (Odontología)

Según la Academia Americana de Odontopediatría (AAPD) definimos a los niños con necesidades de cuidados especiales como aquellos que presentan una discapacidad o condición limitante tipo físico, mental, sensorial, conductual, cognitivo, emocional o del desarrollo que requieren tanto control médico como procedimientos intervencionistas para control de la salud y/o el uso de programas y servicios especializados.

Los pacientes con necesidades especiales tanto niños, adolescentes como adultos deben tener acceso a una atención bucodental que consista en una prevención, mejora o tratamiento de enfermedades dentales con el fin de mejorar su salud oral y calidad de vida.

Es importante para este tipo de pacientes las revisiones orales continuadas desde temprana edad para transmitir, enseñar y motivar a sus padres, familiares y/o cuidadores técnicas de prevención e higiene oral adecuadas a su patología, edad y condiciones individuales; con el fin de minimizar patologías bucodentales y evitar tratamientos más complejos. Nuestra filosofía es: revisión, supervisión y prevención de enfermedad oral.

Desafortunadamente, un alto porcentaje de esos pacientes presentan grandes dificultades a la hora de encontrar una atención odontológica adecuada, ya sea por falta de colaboración o por la complejidad de efectuar tratamientos seguros en un medio no hospitalario.

En nuestra Unidad Dental Hospitalaria contamos con equipo médico y odontológico ampliamente cualificado para la realización de tratamientos dentales bajo sedación o anestesia general.

No existen enfermedades orales que sean exclusivas de los pacientes con discapacidad; pero las complicaciones que presentan para comer/masticar y la dificultad para mantener una higiene oral adecuada llevan a que la cavidad oral sea más susceptible a diversas patologías orales.

 

  1. ENFERMEDAD PERIODONTAL

La enfermedad periodontal es una enfermedad infecciosa que afecta a los tejidos de soporte de los dientes. En los casos más leves o que presentan gingivitis cursan con inflamación gingival (inflamación de las encías) siendo un proceso reversible. Si continúa progresando la enfermedad a moderada o grave, puede provocar movilidad o incluso pérdida de piezas dentarias afectando a la masticación, fonación o estética.

Por ello, es importante controlar y frenar la evolución de la enfermedad con unas pautas adecuadas de higiene oral, adaptando si es preciso el cepillo de forma individualizada y aplicando técnicas de cepillado específicas. Así como, visitas periódicas para control, tratamiento y mantenimiento de la enfermedad.

 

  1. CARIES DENTAL

Los pacientes con necesidades especiales suelen padecer caries dental por lo que es muy importante el cepillado con pasta fluorada desde temprana edad así como limitar la cantidad de ingesta de alimentos azucarados.

En ocasiones, el aumento de riesgo de caries está asociado a otros factores como la xerostomía provocada por el consumo de fármacos o ansiolíticos; la administración de fármacos que incorporan componentes azucarados, disfunción motora de manos y brazos o desmotivación debido a la persistencia continuar de caries dental.

Por ello, aconsejemos visitas al menos cada 6 meses, dependiendo del riesgo individual de cada paciente.

 

  1. TRAUMATISMOS Y AUTOLESIONES

Los traumatismos dentales son habituales en aquellas personas con alteraciones de la coordinación motora, con epilepsia y entre los discapacitados psíquicos severos.

Los traumatismos son una urgencia real e importante tanto en la dentición temporal como en la dentición adulta. En ocasiones se suele restar importancia en traumatismos en dentición temporal (dientes de leche) y en la mayoría de los casos dicho hecho suele afectar a la dentición definitiva, de ahí la necesidad de acudir con urgencia a un especialista en Odontopediatría o Endodoncia que valore el caso y determine el plan de tratamiento/ control a seguir.

Por otro lado las autolesiones son habituales en pacientes con problemas de salud mental y pueden causar daños en los tejidos orales y periorales, donde los tejidos blandos como los labios y la lengua pueden verse afectados de forma accidental. Estas lesiones requieren de un plan de tratamiento individualizado.

 

  1. HALITOSIS, XEROSTOMÍA Y BABEO

El mal aliento o halitosis en los pacientes con necesidades especiales suele estar asociado a presencia de enfermedad periodontal y una insuficiente higiene oral. El abordaje de esta patología debe estar enfocada en el tratamiento de la causa y en consejo dietético y pautas de higiene oral.

En la xerostomía o boca seca se experimenta una falta de lubricación de la cavidad oral por escasa producción de salivación. En la mayoría de las ocasiones suele estar provocada por la administración de medicación de determinados medicamentos anticonvulsionantes, relajantes musculares, antidepresivos…La escasa producción de saliva favorece la aparición de otras patologías como la enfermedad periodontal o la caries dental. Por ello, esta afección debe tratarse como una patología de importancia en la consulta dental e imponer un tratamiento efectivo o paliativo.

El babeo es un problema bastante frecuente en paciente con parálisis cerebral, retraso mental, epilepsia … que en casos severos puede provocar situaciones de deshidratación y facilitar la aparición de infecciones.

 

  1. BRUXISMO Y EROSIÓN DENTAL

El bruxismo es muy común en discapacitados psíquicos y en pacientes con síndrome de Down. El signo clínico más visible es el desgaste que sufren las piezas dentarias pero también puede provocar dolor y disfunción de la articulación temporomandibular (ATM). Esta patología debe tratarse de forma interdisciplinar, aunque su éxito es mas limitado sobre todo en pacientes con elevada discapacidad intelectual.

La erosión dental provoca pérdida de la estructura dental que en la mayoría de las ocasiones está asociada al reflujo gastro-esofágico o a vómitos de repetición que suelen padecer ciertos pacientes con necesidades especiales. El tratamiento inmediato consta de desensibilizar las piezas dentarias mediante el uso de pasta dentríficas o colutorios con altas concentraciones de flúor, para posteriormente si es necesario realizar otros tratamientos como restauraciones dentarias, modificación de hábitos y refuerzo de consejos preventivos.

 

  1. MALOCLUSIONES

Algunas maloclusiones como el apiñamiento dental pueden dificultar la higiene oral en este tipo de pacientes. Además pueden provocar importantes limitaciones funcionales como la respiración o deglución. Por ello, estos pacientes deben de ser evaluados por un Odontólogo Ortodoncista ya que la discapacidad per se no es una contraindicación absoluta de un tratamiento de ortodoncia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *