sindrome tunel carpiano

Síndrome del túnel carpiano

A lo largo de los años, en el hombre, gracias a los distintos desempeños y a la constante especialización de sus tareas, la mano ha adquirido un papel fundamental en las actividades de la vida diaria, así como en las relaciones sociales. Esta ha alcanzado un grado de perfección tal, que somos capaces de realizar movimientos muy coordinados, precisos y delicados (desde escribir hasta la microcirugía), todo lo cual es posible gracias a la integridad anatómica de esta.

¿Qué es?

El síndrome del túnel carpiano es una dolencia provocada por la inflamación y la presión en el interior del túnel formado por el carpo y el ligamento carpiano transverso en la muñeca, donde se encuentran diversos tendones y el nervio mediano. Es una neuropatía periférica focal muy común, frecuente en mujeres entre 40 y 60 años y relacionado con la ocupación.

Hoy en día, muchos trabajos son altamente especializados y requieren el uso repetitivo de sólo un número pequeño de músculos. Con el aumento en el número de personas que utilizan ordenadores y teclados, y un mayor interés por mejorar la salud de los trabajadores, el síndrome del túnel carpiano es una preocupación real para los empresarios y los profesionales de la salud.

¿Por qué se produce?

El síndrome del túnel carpiano es una condición que puede ser causada por llevar a cabo repetidamente  movimientos que aumenten la tensión en la musculatura o por tener la mano en la misma posición durante períodos prolongados. Está catalogado como un desorden por trauma acumulado, una enfermedad que ataca al sistema osteomuscular del cuerpo y que afecta específicamente a los nervios y al flujo de sangre de las manos y muñecas. Otros factores causales pueden ser :

  • Artritis Reumatoidea
  • Diabetes
  • Stress laboral
  • Uso repetido de herramientas manuales de vibración

¿Cómo se manifiesta?

Clínicamente se manifiesta con :
• Dolor
• Adormecimiento de los dedos: El adormecimiento más frecuentemente ocurre en el dedo pulgar, índice, medio y anular.
• Debilidad
• Ardor en manos y dedos

Los síntomas frecuentemente se presentan durante la noche pero también en actividades en el día como conducir o leer el periódico.

Algunas veces los pacientes notan una disminución en la fuerza del puño, torpeza, o pueden notar que se les caen las cosas. En casos muy severos, puede haber una perdida permanente de la sensibilidad y los músculos de la base del pulgar.

¿En las manos de qué profesional debo ponerme?

La primer visita obligatoria es la del traumatólogo. Este valorará si la clínica se corresponde con esta patología, y derivará al profesional correspondiente según la gravedad de la lesión.

El tratamiento se inicia con la aplicación de férulas durante la noche, antiinflamatorios para aliviar el dolor y entumecimiento. También puede usarse una inyección de corticoide para reducir la inflamación.

Es imprescindible que la muñeca permanezca en una posición neutra (articulación de la muñeca recta y no  hacia abajo).

En cuanto a las recomendaciones para el paciente con STC, además de las sesiones de fisioterapia, es preciso  atender a los siguientes puntos:

  1. Mantener en reposo la zona afectada. Más adelante, cuando disminuya el dolor se realizaran ejercicios de  fortalecimiento de toda la musculatura del brazo.
  2. Realizar baños de contraste en casa, al menos dos veces al día.
  3. Aplicar hielo varias veces al día, durante diez minutos, con descansos de cinco minutos. Favorecerá el  proceso de desinflamación de los tejidos.

¿Qué recomendaciones puedo seguir para mejorar mi día a día?

  1. Cuando use un teclado, mueva solamente los dedos; siempre mantenga la muñeca recta. Si su teclado tiene una almohadilla en la parte inferior, utilícela para colocar sus muñecas durante los periodos de descanso.

 

  1. Siéntese recto. Coloque su mano derecha sobre el hombro izquierdo. Presione el hombro hacia abajo a medida que lentamente gira la cabeza hacia la derecha. Mantenga la cara hacia el frente, o girada hacia el hombro derecho para estirar todas las fibras del músculo. Mantenga unos segundos esta posición y repítalo al lado contrario.

 

  1. Asegúrese de tomar descansos cortos y con frecuencia cuando se trata de actividades que requieran movimientos repetitivos de la mano.

 

  1. Cierre el puño suavemente, después abra la mano, sacudiendo los dedos. Repita 5 veces.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *