VISIBILIZACIÓN DE LOS TCA

Con motivo de que el 2 de junio fue el día de los TCA, nuestra psicóloga Irene Arroyo Quirell quiere compartir con vosotros información importante sobre este tipo de trastornos y su repercusión en el desarrollo de la obesidad:

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), son:

“Los trastornos de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos se caracterizan por una alteración persistente en la alimentación o en el comportamiento relacionado con la alimentación que lleva a una alteración en el consumo o en la absorción de los alimentos y que causa un deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial.

(…) A pesar de las características psicológicas y de comportamiento comunes, los diferentes tipos de trastornos difieren sustancialmente en el curso clínico, en los resultados y en las necesidades de tratamiento.

(…) Algunos individuos que padecen este tipo de trastornos refieren síntomas similares a los que suelen atribuirse a las personas con trastornos por consumo de sustancias, como el ansia y los patrones de consumo compulsivo. Esta semejanza puede reflejar la implicación de los mismos sistemas neuronales, como los implicados en la regulación del autocontrol y la recompensa.

(…) Finalmente, la obesidad no se incluye en el DSM-5 como un trastorno mental. La obesidad (el exceso de grasa corporal) es el resultado del exceso de consumo de energía en relación con la energía gastada a largo plazo.

Existe un abanico de factores genéticos, fisiológicos, conductuales y ambientales que pueden variar entre los individuos y que contribuyen al desarrollo de la obesidad; por tanto, la obesidad no se considera un trastorno mental. Sin embargo, hay asociaciones importantes entre la obesidad y ciertos trastornos mentales (por ejemplo, el trastorno de atracones, los trastornos depresivo y bipolar, la esquizofrenia)”.

En definitiva, los TCA son trastornos mentales caracterizados por un comportamiento patológico frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el control del peso.

Es importante tener en cuenta que son trastornos de origen multifactorial, originados por la interacción de diferentes causas: biológica, psicológica, familiar y sociocultural; y que provocan consecuencias negativas tanto para la salud física (desnutrición, obesidad) como para la salud mental.

Entre los TCA más conocidos están la Anorexia Nerviosa, en primer lugar, y, a continuación, la Bulimia Nerviosa. Pero hay otros igual de importantes que no son tan conocidos, como el Trastorno por Atracón, en el que me voy a centrar en esta publicación.

Es poco probable que una persona reúna todos los criterios para cumplir un tipo de patología, pero es importante conocer las características del trastorno para comprender que son comportamientos que pueden estar perjudicando nuestra salud y reflejan un inadecuado manejo de las ingestas, de nuestra satisfacción corporal y, sobre todo, entender que, si son detectados pronto, la enfermedad puede tener un mejor pronóstico de restablecimiento o una más fácil reconducción hacia hábitos más saludables.

Dicho esto, os presento las características de un TA:

Por un lado, tienen lugar episodios recurrentes de atracones que se caracterizan por:

– La cantidad de alimentos que se ingiere es claramente superior a la que tomaría la mayoría de las personas en una situación similar.

– Hay una sensación de falta de control sobre lo que se come.

Por otro lado, esos atracones están asociados a tres (o más) de los hechos siguientes:

  • Comer mucho más rápidamente de lo normal.
  • Hasta sentirse desagradablemente lleno/a.
  • Cuando no se siente hambre físicamente.
  • Comer a solas o a escondidas.
  • Presentarse muy avergonzado/a y culpable, una vez que tiene lugar el hecho.

Evidentemente, todo ello puede desembocar en un sobrepeso u obesidad que es necesario que se trabaje, no sólo desde un punto de vista nutricional o dietético, sino también desde el área de la psicología.

Por todo ello, desde la Unidad de Obesidad de Grupo Médico Lopez Cano os invitamos a que reflexionéis sobre cómo es vuestra relación con la alimentación y a que pidáis ayuda y apoyo si lo veis necesario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *