esguince tobillo

El esguince de tobillo

En la época estival, es frecuente la utilización de calzado con poca sujeción, así como aumenta la frecuencia de realización de deportes al aire libre, paseos por la playa, así como toda actividad que requiere de una mayor actividad física, ya que el sol y el buen tiempo animan a salir y a disfrutar del entorno.

Todos estos factores contribuyen a que la patología de la que vamos a hablar sea más frecuente en esta época, por lo que vamos a intentar acercarnos un poco a ella para comprender su tratamiento y evolución.

¿Qué es el esguince de tobillo?

Llamamos esguince de tobillo a una distensión ligamentaria de la articulación, provocada por un movimiento brusco derivado de la actividad física o de algún terreno o calzado inestable.

 

Normalmente, el movimiento que provoca esta lesión es lo que los médicos llaman la inversión del pie, lo que quiere decir que la planta del pie apunta hacia el pie opuesto. Los esguinces de tobillo son frecuentes, representando el 25% de todas las lesiones relacionadas con el deporte.

Los síntomas mas frecuentes de esta lesión son:

  • Dolor
  • Sensibilidad a la presión y al tacto.
  • Inflamación.
  • Dificultad para cargar peso en el pie afecto o para andar.
  • Aparición de hematomas.

¿A quién debemos acudir cuando pensemos que hemos sufrido uno?

Es fundamental acudir al médico tras haber sufrido un esguince de tobillo, ya que es necesario definir la gravedad de este. Dicho profesional realizará una exploración completa y prescribirá en el caso de que lo crea necesario, alguna prueba de imagen que pueda esclarecer el estado de la articulación.

Una vez haya finalizado la visita al medico, el acudir al fisioterapeuta mejorará la recuperación, ya que este puede actuar en las distintas fases de la lesión, disminuyendo la inflamación y el dolor, favoreciendo la circulación y la movilidad, adaptándose a las fases y finalmente, permitiendo la readaptación a la actividad de una forma progresiva y segura.

¿Cuánto tiempo tardamos en recuperarnos?

 La duración del tiempo de reposo es algo que depende de la gravedad del esguince. En el caso de que este sea leve, deberíamos realizar un reposo relativo de entre unos 10 y 14 días, pero siempre de la mano de un profesional de la salud que vaya marcando las pautas a seguir para que esta sea lo mas rápida posible.

Muchos pacientes en la clínica nos preguntan tras un esguince de tobillo, cuándo podrán volver a realizar algún tipo de deporte, a lo que solemos contestar:

  • El medico de el visto bueno a la realización de actividad física.
  • Hayas realizado correctamente todas las pautas indicadas por el fisioterapeuta.
  • Haya bajado la inflamación.
  • Pueda caminar apoyando el pie afecto sin cojear.
  • No aparezca ningún tipo de dolor.
  • El tobillo tenga un rango de movimiento completo.
  • La musculatura haya adquirido fuerza suficiente para comenzar la actividad.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *