La relación entre la estética dental y facial

La Estética Dental se encarga de restaurar o mejorar la armonía de los dientes y de la boca. Tratamientos tales como los blanqueamientos dentales, las carillas y coronas estéticas de materiales cerámicos puros, nos ayudan a mejorar el aspecto, forma y color de los dientes para conseguir la sonrisa deseada.

En muchas ocasiones dichos tratamientos estéticos dentales requieren de tratamientos adicionales relacionados con la Medicina Estética.

Cada paciente debe ser valorado de forma individual y personalizada mediante un estudio estético en el que se incluyen diferentes registros: radiografías, registros fotográficos, diseño digital de la sonrisa, modelos de estudio, encerado diagnóstico, toma de color, entre otros, para determinar la mejor forma de lograr la estética deseada.

Gracias a las derivaciones multidisciplinares y la interconexión hospitalaria presente en nuestras instalaciones, los especialistas Odontólogos están en continua y estrecha colaboración con nuestra unidad de Medicina Estética, donde valoran y tratan casos de forma interdisciplinar para conseguir resultados altamente estéticos.

De esta forma, podemos corregir arrugas o líneas de expresión en labio superior, “código de barras” (término que se utiliza para denominar aquellas arrugas verticales que aparecen en la zona superior del labio en torno a los 40 años o por la pérdida de piezas dentales) o en la zona del mentón y/o comisura labial (líneas de marioneta) provocadas por ausencias dentarias. Así mismo, se realizan tratamientos de hidratación en labios con ácido hialurónico que consiguen un gran resultado estético combinados con tratamientos como el blanqueamiento dental o casos de carillas estéticas.

El uso de la toxina botulínica (Bótox) con relación a los bruxistas (pacientes que aprieten la mandíbula fuertemente o rechinan los dientes, frotándolos o deslizándolos) es un procedimiento médico que lo reduce o elimina temporalmente. Cuando el Bótox es inyectado en el músculo responsable del rechinamiento, el músculo masetero, bloquea los impulsos nerviosos del área. La mayoría de los pacientes experimentan los beneficios del Bótox al cabo de 3-4 días de la aplicación y los resultados duran entre 4 y 6 meses. Además del alivio físico y la mejoría en la calidad de vida del paciente, este tratamiento también tiene beneficios estéticos, pues con la relajación del músculo masetero, se consigue un rostro más estilizado, potenciando la forma de V.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *