Linfedema y ejercicio físico

¿Cómo combatir el linfedema?

El linfedema es una hinchazón de los tejidos blandos por la acumulación de fluido intersticial rico en proteínas, causado por el fallo de la circulación del flujo linfático.

Esta patología puede afectar a hombres y mujeres de cualquier edad. De un 3-58 % de personas sobrevivientes de cancer de mama lo padecen y suele venir acompañado de una limitación en la funcionalidad de la extremidad. Normalmente se presenta una distribucion unilateral severa.

La sintomatología en estadíos primarios mejora con la posición en declive así como con la compresión del miembro afecto.

El linfedema primario se produce por un fallo del propio sistema linfático (ausencia, disminución o hiperplasia de ganglios y/o vasos linfáticos), y es menos frecuente que el secundario, afectando habitualmente a las extremidades inferiores e iniciándose en zonas distales. La evolución es individual y puede verse influenciada por factores externos.

De todas las patologías linfáticas, los linfedemas representan la mayor indicación fisioterapéutica.

El linfedema secundario causado por un daño en el sistema linfático después de la cirugía o tratamiento con radioterapia para cáncer de mama, podría dirigir a un local o regional acúmulo de fluido linfático. Esta condición es la complicación crónica mas importante después de la disección de los ganglios linfáticos axilares y tiene tendencia a progresar.

Los objetivos principales del tratamiento fisioterapéutico serán minimizar los factores de riesgo de progresión del linfedema, reducir el tamaño del edema, mantener o restablecer la función y mejorar el aspecto de la extremidad afecta. En casos avanzados  también se intentaría reducir la dureza del edema y evitar la aparición de fibrosis irreversible así como prevenir las complicaciones. Los objetivos secundarios serán evitar el dolor y la limitación osteomuscular así como preservar la calidad de vida de los pacientes.

En la consulta, los fisioterapeutas se encargarán de realizar al paciente una terapia descongestiva completa (CDT), la cual implica distintos procedimientos, a saber:

Protección de la piel,drenaje linfático manual (el cual tiene como objetivo eliminar el exceso de líquido intersticial y aumentar el transporte linfático), vendaje y la orientación sobre la actividad física (para mantener / aumentar la movilidad, se anima a los pacientes a mantener la función normal.)

Hace tiempo, se recomendaba a los pacientes el reposo y evitar cualquier tipo de actividad física con la extremidad afecta para evitar el aumento de las necesidades metabólicas de los tejidos, y, por tanto, la variación en la producción de linfa. Sin embargo, diversos estudios y revisiones han puesto de manifiesto hoy en día que la falta de actividad física repercute negativamente en el área sistémica a las mujeres sometidas a este tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Existen gran variedad de estudios que abarcan este campo, cada uno de los cuales ha diseñado su plan de intervención con ejercicio físico de diferente índole, entre los cuales podemos encontrar fortalecimiento muscular con pesos libres o contra Resistencia, ejercicios en agua, mediante un sistema de poleas, mediante juegos acuáticos, en el gimnasio o al ritmo de la música, o incluso con una actividad que esta tan en auge en nuestra sociedad como puede ser el.

Un programa de actividades no restringidas de 6 meses, acompañado por ejercicios de resistencia moderada 2 o 3 veces por semana de 45 minutos a una alta intensidad, es más efectivo para la reducción del linfedema ya que aumenta la aclaración linfática.

Con respecto a la práctica diaria de la fisioterapia, es fundamental que el fisioterapeuta ponga en práctica estos nuevos hallazgos, ya que constituyen una mejora significativa en la vida de aquellas personas que sufren esta patología. También hay que tener en cuenta, que este tipo de profesionales utilizan las herramientas nombradas anteriormente (drenaje linfático manual, vendaje compresivo, ejercicio físico…) con mucha frecuencia, lo que nos convierte en las personas idóneas para tratar esta condición.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *